La impresión 3D sube a los altares. Onevoxel colabora con 3Dbide,( Iruña Tecnologías e Hirudi ).

Publicado por el 19/02/2020. Categoría: Sin categoría

La empresa Onevoxel colabora con 3Dbide, compuesta por Iruña Tecnologías e Hirudi Sistemas 3D.

Articulo y fuente: Navarracapital.es 

Esta tecnología permite reproducir obras religiosas en distintos materiales. Y lo hace de manera económica y más ligera.

Onevoxel es la primera empresa navarra que desarrolla este tipo de negocio. Su socio fundador, Javier Echarte, explica a NavarraCapital.es que ya ha digitalizado o replicado las imágenes de San Miguel de Aralar, la Virgen del Santo Cristo de Cataláin o la de Nuestra Señora de Lourdes en Tudela, entre otras.

La empresa Onevoxel colabora con 3Dbide, compuesta por Iruña Tecnologías e Hirudi Sistemas 3D.

Su actividad se centra principalmente en la producción y diseño de piezas industriales.

Pero desde 2013 también trabaja en el mundo del arte y el patrimonio y ha desarrollado la reproducción de obras religiosas como una nueva línea de negocio.

Virgen San Ana de Onevoxel – 3Dbide

“Es un proceso mucho más limpio, ya que no es necesario tener contacto con las piezas para obtener una reproducción física con mucho detalle. Con el archivo digital se pueden fabricar las piezas en cualquier material”, explica a NavarraCapital.es Javier Echarte, socio fundador de Onevoxel, la única compañía foral que lleva a cabo esta clase de obras. 

Por ejemplo, una escultura original de gran tamaño puede costar entre 7.000 y 9.000 euros, pero elaborada con impresión 3D ronda los 3.500. Eso sí, el precio varía dependiendo del tipo de obra y de los materiales empleados.

Además, con la impresión 3D se evita manipular la imagen original, lo que ayuda a conservarla mejor: “Muchas veces no se realizan copias porque, hasta ahora, había que hacer moldes directamente con la pieza y se podía dañar. Por ejemplo, nosotros digitalizamos a San Miguel de Aralar.

“En concreto, la finalidad de reproducir la imagen de Santa Ana es la de aligerar su peso, ya que la original es de yeso macizo y resulta demasiado pesada para sacarla en la procesión”. La impresión 3D se erige así en una excelente alternativa para proteger el patrimonio religioso y seguir disfrutando de él sin que haya peligro de que sufra daños, sea destruido o, incluso, robado.

 

Noticia completa en el siguiente enlace: Navarracapital.es La impresión 3D sube a los altares